“Abandono escolar disminuyó gracias a buena alimentación de Qali Warma”

  • Ingeniero de programa social del Estado procura en Amazonas que alimentación sea buena y no dañe

Grobert Amado Guadalupe Chuqui es ingeniero agroindustrial y supervisor de plantas y almacenes de los proveedores de Qali Warma en Amazonas. Trabaja en la unidad territorial inspeccionando los productos y raciones que consumen más de 100,000 escolares. Gracias a la beca Reto Excelencia su labor es minuciosa y exigente para asegurar la calidad de los alimentos y la vida de los alumnos.

Desde niño aprendió que la solidaridad y la vocación social eran principios vitales para hacer del mundo un lugar más feliz. Por eso, en un momento fue misionero voluntario y nunca sintió que se opusiera a su herencia de guerrero chachapoyano que por sus progenitores lleva en su ADN. Grobert es un joven servidor público que encontró el propósito de su existencia en la supervisión de alimentos para los niños de un programa social.

Desde agosto del 2013 forma parte de la unidad territorial Amazonas del programa Qali Warma. Junto con un grupo de siete profesionales tiene la misión de supervisar los almacenes y plantas en donde se guardan o elaboran los productos que consumirá el alumnado de las 2,450 escuelas públicas seleccionadas por el programa social más importante del país.

La evaluación es diaria si la modalidad es de raciones, pues los desayunos que consumen los niños cada mañana son a base de leche enriquecida con cereales, compota, pan o huevo cocido. En cambio, el monitoreo es mensual cuando se les entregan arroz, azúcar, leche u otros productos.

“Supervisamos el almacenamiento, verificamos las condiciones de elaboración, realizamos evaluaciones sensoriales de color, sabor, aspecto, textura del pan, por ejemplo, para saber si está cocido o quemado. En el ámbito de la unidad territorial funcionan 11 plantas que también son examinadas. Es un trabajo de alta responsabilidad”, comenta.

Educación y desarrollo

Grobert le debe su nombre a su bisabuelo, profesor de primaria de una escuela pública en Chachapoyas que conoció y admiró al educador Grover Pango, ministro de Educación en el primer gobierno de Alan García.

Por su abuelo, tal vez, aprendió que el empeño por formarse nunca era inútil. Gracias a ello postuló a un crédito educativo que ofrece la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) a servidores públicos que desean mejorar sus conocimientos y habilidades para lograr una buena gestión pública.

Por medio del programa Reto Excelencia, estudió la maestría de Gestión de la Seguridad y Calidad Alimentaria en la Universidad Politécnica de Valencia (España) que le ha permitido, afirma, realizar hoy en día controles más rigurosos, observar con más detalle los alimentos para asegurar que no afecten la salud de ningún escolar.

Su bisabuelo lo inspira. Reconoce que la industria alimentaria ha avanzado pues cuando empezó Qali Warma no existían capacidades para elaborar desayunos o productos saludables para los escolares de las provincias. Ocurría en Amazonas, en donde todo era informal. Ahora, hay proveedores que entienden que la calidad es lo primero.

“Buscamos un beneficio social. Nos preocupamos por asegurar buena alimentación y que no dañe. Vemos que la deserción escolar ha disminuido en las comunidades amazónicas por la alimentación. Además, nuestros controles son rigurosos. Eso lo debe saber la población”. Grobert está comprometido.

Hoja de vida

Se formó como Ingeniero Agroindustrial en Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza de Amazonas.

Estudió la Maestría de Gestión de la Seguridad y Calidad Alimentaria en la Universidad Politécnica de Valencia-España (2016- 2017) gracias al programa Reto Excelencia de Servir.

Además, se capacitó en Fortalecimiento de Capacidades Técnicas dirigido a los Supervisores de Plantas y Almacenes de las UT del PNAEQW, que organizó la Digesa.

Fuente: 08/08/2018 | Andina.pe